La cáscara cerámica es el sistema más avanzado de fundición artística. El molde es una delgada capa compuesta por arenas silí­ceas adheridas por un ligante, la cual se vitrifica mediante un golpe de calor de 700 grados celsius, volatilizando la cera que contiene en su interior, dejando un vacío que será llenado con metal fundido. Su calidad de reproducción es altí­sima, grabando en el metal hasta los menores detalles impresos en el modelo en cera.