Es el sistema tradicional de la fundición artí­stica, donde el modelo en cera queda inserto en un molde de material refractario que es sometido al calor, hasta lograr que toda la cera se elimine del interior. El espacio dejado será ocupado por el metal fundido. Este sistema de fundición es reconocido por su gran calidad de reproducción, permitiendo abarcar desde piezas pequeñas hasta formatos medianos.